1. LA ANOMALÍA

 

“Nosotros los enfermos de normalidad somos una anomalía. Un error del sistema (...) La anomalía ciertamente es lo que huye, pero mientras huye agarra un arma. Ser una anomalía, o lo que es igual, asumirse como anomalía es vivir otra vida, una vida que posee otra velocidad y, que en su pura simplicidad constituye un auténtico desafío al poder (…) Asumirse como anomalía es empezar la travesía de la noche (...)”  Los hijos de la noche. Santiago López Petit

 

“Dar el primer paso es sinónimo de cambiar de existencia“  Elogio del caminar. David Le Breton

 

 

2. LA MOVILIZACIÓN GLOBAL

 

“La vida no consiste más que en una actividad privada cuya finalidad es producir una vida privada. No somos más que vidas (privatizadas) movilizadas para reproducir esta realidad hecha una con el capitalismo. Esta movilización global reserva un destino diferente a cada vida. A unas las convierte en vidas hipotecadas, a otras en residuales, a otras en emprendedoras de sí mismas. El resultado es, sin embargo, común por cuanto en todas ellas el estado que prima es el del «estar solo» (…) La vida, para poder formar parte activa de la movilización global, tiene que perder todo espesor existencial. Tiene que abandonar la simplicidad que existe en toda vida verdadera y plena, para hacerse complicada, es decir, para hacerse neurótica. La vida movilizada es una vida vaciada de sentido (…) La conciencia ha sido conquistada. El Yo en lo más íntimo es capitalismo. Nosotros somos y actuamos como una marca.”   La movilización global. Santiago López Petit 

 

3. EL SABOTAJE

 

“La política nocturna quiere hacer del querer vivir de cada uno un desafío colectivo. Y así sabotear la realidad. Sabotear la realidad para liberarnos del poder, aunque por encima de todo tenemos que liberarnos de lo que somos. De lo que la realidad nos obliga a ser (…) Liberarse es antes que nada dejar de ser una marca, es decir, expulsar ese capitalismo que llevamos en la sangre. Pero ¿cómo dejar de ser marca, cómo subvertirla si no hay reapropiación posible? El objetivo es llegar a ser autores de nuestra propia vida, que es justamente lo que no somos cuando en tanto que marca poseemos un significado para los otros. Subvertir la marca es sabotear la movilización que nos lleva y atacar la realidad (…) Lo que se debe hacer para sabotear la realidad es muy sencillo: hay que negarse a ser una microempresa. Hay que convertirse en un interruptor de la movilización global. Interrumpir la movilización que nos lleva y encender la noche.“  La movilización global. Santiago López Petit

 

“En un sentido político, la marcha deja entrever un sueño: caminar como expresión del rechazo de una civilización corrupta, contaminada, alienante y miserable. Kerouac  hablaba de los vagabundos del Dharma, de su caminar con mochilas por viejos senderos del desierto, negándose a consumir todo lo que la industria produce y «trabajar para tener el privilegio de consumir toda esa mierda que en realidad no necesitan, como refrigeradores, aparatos de televisión, coches, coches nuevos y llamativos […], y porquería en general que siempre termina en el cubo de la basura una semana después».”  Elogio del caminar. David Le Breton

 

4. LA ALIANZA

 

“La interioridad común no es el querer vivir mismo, sino la tensión del paso de mi querer vivir hacia el querer vivir. Es el (auto)dinamismo nunca concluido en el que se constituye el querer vivir. Politizarse es, en este sentido, no encajar en esta sociedad por muchos esfuerzos que uno haga. Politizarse es ser un extranjero entre los extranjeros. La interioridad común no pacta nunca con la vida. Su existencia es el puro no-encajar multiplicado por la complicidad de los que son nuestros iguales. El resultado, evidentemente, es la reescritura de un texto de la vida diferente que ya no está centrado en el Yo (…) Nuestro objetivo no debe ser desvelar la interioridad común como si de algo oculto se tratara, sino activar el formalismo. Activarlo para poder reinventarnos como seres anónimos en el interior de un nosotros (…) Una vida rota no está sola. Tiene una alianza de amigos que juntos desafían a la realidad, construyendo islas de autoorganización. En este punto, el heroísmo es soportar el día a día, tener la capacidad de vaciar el vacío de cosas y llenarlo de lo común (…) Estar en el interior del gesto radical repetido» supone la expulsión absoluta del miedo. Juntos, repitiendo juntos el gesto radical, perdemos el miedo.”  La movilización global. Santiago López Petit

 

“Los hijos de la noche concentran sufrimiento para descargarlo del mundo, y entonces el amor que de ellos sale se hace necesariamente desesperado. Se han alzado, más allá de su soledad , para robar más vida.” Los hijos de la noche. Santiago López Petit

 

“El caminante se enfrenta a lo desconocido en la forma de encuentros fortuitos. Es siempre el extraño. Sus amistades efímeras dejan un recuerdo imperecedero. Ser un completo desconocido y saber que en pocas horas cada uno estará lejos del otro fomenta el encuentro” Elogio del caminar. David Le Breton

 

“Con el anomal  la relación es de alianza (…)”  Mil Mesetas. Gilles Deleuze y Felix Guattari

5. LA TIERRA DE NADIE

 

“En el interior de la movilización global –que produce la vida y se confunde con la vida– construir una situación es imponer una tierra de nadie. La situación construida, en tanto que tierra de nadie, ya no prefigura ninguna otra vida, pero sí puede ser un lugar donde experimentar nuevas formas de resistencia(... ) La tierra de nadie que imponemos a la realidad, la llevamos dentro(...)La tierra de nadie es donde se encuentran el querer vivir y el nihilismo en sus expresiones máximas. Por esa razón la tierra de nadie puede ser un verdadero lugar de experimentación(…) Una tierra de nadie no es aún un agujero en la realidad. Es necesario que el resistirse sea también un crear.”  La movilización global. Santiago López Petit

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now